Perspectivas
Mosca con la Polar

19-02-2015
En Venezuela ser dueño de una empresa o decidir emprender un negocio es un acto de valentía... desarrollar un negocio o decidir emprenderlo ante un entorno tan adverso solo puede ser cosa de gente osada.

Con una inflación del 68,8% según cifras divulgadas el pasado fin de semana por el BCV; con un dólar "libre" que no es tal y cuyo precio ronda al tan criticado dólar paralelo lo que implícitamente se convierte en una mega devaluación; con la promulgación de leyes que cercenan cada día más la labor del empresariado, que los juzgan y condenan con penas similares a las de un homicidio.

Con investigaciones, imputaciones o multas solo por abrir sus negocios, o por ser gerentes de un local donde se venden productos básicos (en su mayoría regulados) y además con una Lottt que contribuye al ausentismo laboral, a premiar al empleado "malo" -al que debes pagarle una alta suma de dinero si quieres deshacerte de él porque por las vías legales estás impedido, gracias a una inamovilidad que lleva más de 10 años- mientras que al empleado "bueno" lo mantienes con los aumentos de sueldo que te permite esta disparatada economía.

¿Se puede sacar adelante un negocio o una empresa ante estas contrariedades? Sólo gente audaz, osada, decidida, es capaz de hacerlo. Y en este país todavía hay mucha gente que reúne esas características. Uno de esos empresarios, sin duda alguna, es Lorenzo Mendoza.

Empresas Polar ha logrado calar en los hogares de nuestro país, produciendo artículos de calidad que satisfacen las necesidades de los venezolanos. Son acusados por el gobierno de ser parte de la guerra económica y ellos responden con más inversión y con más y más trabajo.

Polar está tan arraigada en el gusto venezolano que ni siquiera los sindicatos oficialistas que se enquistaron en sus plantas han podido derrumbarla. Es una empresa que habla con hechos, tal como lo hacen la mayoría de los empresarios honestos de este país.

Porque si, en Venezuela quedan muchos empresarios y en su mayoría son honestos y trabajadores. A pesar que los últimos 15 años parezcan demostrarnos lo contrario, y hayan sacado a flote las peores características de muchos venezolanos, este es un pueblo trabajador y honrado.

Cada vez que el gobierno menciona a Polar o habla de "meterle la mano", la opinión pública se vuelca a defender a esta empresa de más de 70 años de trayectoria en el país, muchos más años de trabajo que los años en el poder del gobierno revolucionario. Lo que demuestra una gran capacidad para superar las adversidades.

Sin duda, Polar le debe hacer mucho daño al gobierno porque la comparación lo daña enormemente. Todas las empresas que maneja el Grupo Polar son marcas líderes en el país y sus productos son los preferidos por los venezolanos. Todo lo que tocan "lo convierten en oro".

Y parte de su éxito es la fórmula que debe implantar Venezuela como país, tomar las medidas adecuadas aunque a veces sean dolorosas a sabiendas de que a largo plazo rendirán fruto, capacitar a su personal, motivarlo, prepararlo para ser los mejores y rodearse de los mejores profesionales posibles en cada área.

Polar es una Venezuela chiquita, allí hay sindicatos chavistas que intentan paralizar la producción de la empresa alegando el incumplimiento del contrato colectivo, empresas que como productos Efe estuvo a punto de ir a la quiebra, personal orgulloso de trabajar en uno de los grupos empresariales más sólidos del país y productos como la Harina Pan que forman parte del gentilicio venezolano.

¿Por qué no intenta el gobierno rodearse de los mejores y tomar las medidas adecuadas para que esta economía tan deteriorada vuelva a resurgir, para que este país que tiene las mayores reservas petroleras del mundo sea conocido no por tener la inflación más alta del planeta sino por su capacidad de desarrollo?

La crisis es una oportunidad y eso lo han entendido muchos emprendedores que se levantan todos los días a trabajar para hacer de este un país de progreso con su trabajo honesto.

La Polar no es solo de los Mendoza, la marca del osito ya forma parte de los hogares venezolanos, por eso hay que estar "Mosca con la Polar", en nuestro argot criollo "mosca" es estar atento y atento debe estar el gobierno para seguir e imitar las buenas prácticas de una de las empresas insignia del país.

Juan Carlos Varela / Abogado

JCVarela@littler.com

 @J3CV