Perspectivas
25 años después


En las últimas semanas hemos visto cómo diversas noticias apuntan hacia la implementación, por parte del Gobierno, de un programa de ajuste económico estructural de corte similar al ejecutado en 1989, hace 25 años. Este programa actuaría como garantía de cumplimiento de pagos de los nuevos compromisos contraídos con la banca internacional y/o el Fondo Monetario Internacional.

Independientemente de si es la banca internacional o no, los ajustes que estos organismos exigen -a fin de garantizar préstamos de este estilo- consisten en los siguientes elementos clásicos:

1. Eliminación de los diferenciales y los controles cambiarios

En 1989, mientras el tipo de cambio oficial estaba en un valor de Bs. 14,50 por dólar su equivalente paralelo estaba en más del doble de esa cantidad. Al eliminar el cambio oficial, el dólar alcanzó un valor estimado de Bs. 33. En el caso del momento actual 2014-2015, podría ubicarse cercano a los Bs.F/$ 45-50. Por supuesto, al ser eliminado el tipo de cambio controlado, el impacto inflacionario vendría por los bienes y servicios, principalmente artículos de primera necesidad, que pasarían de Bs.F/$ 6,30 y Bs.F/$ 11,30 a esta nueva tasa.

2. Eliminación de tasas de interés reales negativas

El segundo elemento sería la elevación de las tasas de interés, acción necesaria para hacer que los rendimientos internos sean mayores a los externos, una vez consolidado el primer impacto de la devaluación.

3. Control de gasto gubernamental

Otro elemento es el control del gasto público con el objeto, entre otros, de controlar la inflación, entendiéndose como un valor aceptable normalmente un déficit no mayor al 3% del PIB. En este rubro es donde entra el ajuste del precio de la gasolina, el cual representa un consumo cercano a los 700.000 barriles diarios. Al ajustarse el precio, disminuirían adicionalmente el consumo interno, y por tanto la importación de la gasolina, así como el estímulo al contrabando hacia mercados donde el precio sea mayor en términos cambiarios.

4. Incremento de los subsidios durante la etapa de ajuste y posterior eliminación Durante la etapa de ajuste se puede esperar un incremento de los subsidios directos destinados a favorecer a la población, mientras este programa es ejecutado.

Estas medidas podrían aplicarse poco después de octubre, puesto que es el mes cuando los pagos de deuda externa país serán ejecutados, lo que pone al gobierno en la necesidad de contar con los recursos en divisas necesarios para apalancar el tipo de cambio y evitar la caída de las reservas internacionales, así como cumplir múltiples compromisos en atraso.

Por supuesto que esta nueva devaluación, el ajuste en las tasas de interés y el aumento en el precio de la gasolina son variables que incrementarán la inflación para el periodo en referencia. Es necesario, entonces, diseñar estrategias de compensación que posibiliten minimizar el impacto económico de las medidas en la fuerza laboral, a la vez que simultáneamente se logran los resultados de la empresa.

En la siguiente entrega compartiremos algunas alternativas generales en materia de compensación que usted podría aplicar mientras se producen en la economía este tipo eventos.

Federico López
www.thomasmorecg.net
federico.lopez@thomasmorecg.net