La Asociación de Jóvenes Empresarios de Venezuela (AJE), fue fundada en el año 2000. El propósito fue reunir a personas entre 18 y 40 años de edad con empresas o con ideas negocio a ser desarrolladas en el territorio nacional.

Desde su nacimiento, esta asociación se propuso impulsar la creación de nuevas empresas en Venezuela y apoyar a jóvenes emprendedores a través del intercambio de experiencias y de la conjunción de esfuerzos.

Años luego de su creación, AJE tuvo una especie de receso en su actividad, que fue retomada a principios de 2014 por un grupo de jóvenes quienes sintieron la necesidad de contar con un espacio para compartir ideas, soluciones, experiencias y respaldo.

Gustavo Rivas, actual presidente de esta asociación, relata que desde mediados de 2012 empezaron las conversaciones, ubicaron a quienes por estatutos permanecían como directores y reunieron las firmas y los recaudos necesarios para reiniciar la gestión.

A inicios de 2014 este grupo de personas consideró que esta asociación era muy “pertinente”, e inician las labores para el relanzamiento de AJE, que actualmente cuenta con 100 asociados y con una Junta Directiva integrada por siete personas. “Es una plataforma de encuentro donde vas a poder hablar de negocio, de las mejores prácticas, de gente que está emprendiendo, con menos de 40 años y quiere formarse y quiere aprender y quiere hacer grupo y quiere rescatar la asociatividad”, dice Rivas.

Para formar parte de la Asociación de Jóvenes Empresarios se requiere tener máximo 40 años de edad, pagar la afiliación y firmar el Código de Honor, que es un compromiso con dos aspectos: honestidad y solidaridad.

“Nos juntamos no por las caras, nos juntamos en torno a ideas y con una convicción tremenda de que hay que sumarle al país, pero decidido, no es broma, no es retórica, es una decisión, es decir, le vamos a sumar al país con un empresariado eficiente, con un empresariado honesto y con un empresariado solidario”, dice el presidente de AJE.

Rivas destaca que desde esta asociación se proponen buscar consenso entre los distintos sectores de la Nación. “Por ejemplo, el primer (punto) de consenso es que podamos estar de acuerdo en que no vamos a estar de acuerdo siempre”, dice.

Expresa que otros puntos de acuerdo que buscan lograr es la promoción de la propiedad privada, de la libre iniciativa y la defensa del rol de la empresa. “La empresa contribuye al fisco, la empresa paga impuestos, la empresa además genera trabajo, la empresa privada te ayuda a hacer la tarea, la empresa es sana, y permite la promoción de los talentos de quienes trabajan en ésta, ahí no se escapa nadie, desde el personal directivo, hasta el personal que esté más abajo en el organigrama, ahí todo el mundo está promoviendo su talento y cultivándose”, expresa Gustavo Rivas.

Aún cuando ya se realizó el relanzamiento formal de esta asociación, aún están definiendo donde estará su sede, y están terminando de consolidar detalles como la actualización de cuentas bancarias, para promover el ingreso de nuevos miembros.

Una de las metas de quienes dirigen actualmente la asociación es lograr que ésta no sea considerada como un espacio para una élite de personas, sino como una plataforma de la que puedan formar parte jóvenes de distintos sectores de la sociedad, emprendedores y todos quienes hacen vida en una empresa. “No es nada más para dueños de empresas y emprendedores, es también para trabajadores y ejecutivos”, aclara Rivas.

En este momento esta asociación está presente en las redes sociales. @ajevenezuela es su cuenta en Twitter. Mientras afinan algunos aspectos también utilizan para comunicarse el correo electrónico: ajecoordinacion@gmail.com

El presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios, destaca que buscan rescatar la institucionalidad. “La importancia de las instituciones y no de las caras. Importan las ideas y que trasciendan las ideas, no quien fundó. La historia no empieza ni termina con uno. Hay gente que hizo esto antes que uno y nosotros con mucho gusto levantamos esa bandera”, dice.

AJE realizará eventos periódicos, que tendrán nombres como Encuentro Roraima y Ronda Orinoco.

“Nos toca invitar a los que trabajan de forma honrada y a los que no lo quieran hacer también, inspirarlos a ellos y decir vamos a generar valor al país y vamos a procurar hacer empresas a largo plazo, vamos a generar puestos de trabajo y vamos a tratar de ver que en nuestro trabajo hay trascendencia y una pertinencia social dentro del país, descomunal. Si nosotros no cerramos brechas, ni nosotros no logramos también hacer referencia a la pobreza, si nosotros no procuramos generar valor, entonces el país lo va a resentir”, afirma Gustavo Rivas.

Actualidad Laboral/Jessica Morales