CAPITAL HUMANO
Capital Humano
¿Qué tipo de persona eres según tu productividad?
A la hora de hablar de productividad, definir cuáles son las horas laborales más productivas es algo muy difícil y es que no todos somos igual de productivos durante todo el día. Así que es mejor intentar cuadrar nuestras horas más productivas con nuestra jornada laboral, para así poder ser más eficientes. A continuación, te ofrecemos cuáles son los diferentes biorritmos que existen en función de tu momento más productivo del día.
Sin lugar a dudas, la lectura es uno de los pilares fundamentales para mantener y crecer en conocimiento. A la hora de hablar de productividad, son muchos los libros que puedes añadir a tu biblioteca personal, para así aprender sobre esta materia y aplicar todos los consejos que en ellos puedes encontrar. A continuación, te vamos a ofrecer cuatro de los mejores libros sobre productividad personal que te ayudaran a lograrla.
Crear un entorno saludable en el centro de trabajo en empresas de todo tamaño, con programas específicos enfocados para este fin, no debería representar un gasto excesivo para los patrones ni la disminución de productividad. Aquí te dejamos algunas recomendaciones.
Buscar el trabajo que tanto anhelas puede ser muy complicado, pero con un poco de esfuerzo y dedicación podrías encontrarlo. Sin embargo, cuando se trata buscar un empleo a distancia las cosas pueden complicarse e incluso, convertirse en algo imposible. Pero no te preocupes, te daremos 5 consejos que sin duda te ayudarán.
Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las empresas hoy en día es a la pérdida de tiempo de sus empleados. Entre las charlas con nuestros compañeros, navegar por Internet, 'echarse un cigarro', resolver gestiones personales se pierde más de una hora diaria, meternos en Whatsapp. Aquí te dejamos 5 de las distracciones más comunes.
No puedes fabricar una moral positiva entre tus empleados, lo único que puedes hacer es influir en los componentes de su ambiente laboral. Los líderes tienen el poder de crear una cultura laboral en la que se reconozca y premie cada contribución individual positiva.
Levanta la mano si no eres un vendedor nato. Eres introvertido. Eres deferente, sí deferente. Hablar con extraños no es tu actividad favorita, y el simple hecho de pensar que tu estilo de vida y tus ingresos dependan de ello, hace que se te seque la boca. Todo cambia cuando dominas algunas técnicas de ventas.