Siempre he pensado que uno de nuestros graves problemas consiste en carecer de una verdadera cultura productiva. Desde la llegada del petróleo y la conversión de Venezuela en una economía netamente rentista, los venezolanos nos hemos acostumbrado a vivir de las enormes rentas del petróleo sin tratar de desarrollar otros modelos de producción de riqueza.

La Lottt en su exposición de motivos se refiere a la formación colectiva, integral, continua y permanente de los trabajadores y trabajadoras de la siguiente manera:

"...la formación colectiva conforme a lo planteado en la Lottt tiene como finalidad el pleno desarrollo de la personalidad y ciudadanía de los trabajadores y trabajadoras, y su participación consciente, protagónica, responsable, solidaria y comprometida con los procesos de transformación social, con la defensa de la independencia y el desarrollo de la soberanía nacional".

Se establece que con base a los planes de desarrollo económico y social de la nación, el Estado, en corresponsabilidad con la sociedad, generará las condiciones y creará las oportunidades para la formación social, técnica, científica y humanística de los trabajadores y las trabajadoras, y estimulará el desarrollo de sus capacidades productivas asegurando su participación en la producción de bienes y servicios. El Estado garantizará el cumplimiento de la formación colectiva en los centros de trabajo, asegurando su incorporación al trabajo productivo, solidario y liberador.

Se señala que los jóvenes y las jóvenes tienen el derecho y el deber de ser sujetos activos del proceso de desarrollo nacional.

El Estado, con la participación solidaria de la familia y la sociedad, creará oportunidades para estimular su tránsito productivo hacia la vida adulta y en particular para su educación e inclusión en el proceso social del trabajo como estudiante, aprendiz, pasante, becario o becaria.

Se señala la obligación de contratar aprendices y de admitir los pasantes que le soliciten las instituciones educativas.

Incorpora que las misiones desarrolladas por el Ejecutivo Nacional destinadas a la formación técnica y escolar de los trabajadores y las trabajadoras podrán requerir de los patronos y patronas la dotación de espacio y personal para el desarrollo de los planes de formación dirigidos a los trabajadores y las trabajadoras bajo su dependencia, sin que esto signifique interrumpir sus labores productivas.

Se establece que el trabajador y la trabajadora tienen el derecho a la formación técnica y tecnológica vinculada a los procesos, equipos y maquinarias donde deben laborar y a conocer con integralidad el proceso productivo del que es parte. A tal efecto, los patronos o patronas dispondrán para el trabajador y la trabajadora cursos de formación técnica y tecnológica sobre las distintas operaciones que involucran al proceso productivo.

Se norma que cada centro de trabajo mantendrá al servicio de la comunidad aledaña el proceso de formación colectiva integral sobre los procesos específicos que desarrolla, sin que la participación en los mismos conlleve necesariamente al ingreso en el proceso de trabajo de dicho centro a los y las participantes comunitarios. En el marco de la integración familia-centro de trabajo-comunidad y como parte de su contribución a la formación integral de los ciudadanos y ciudadanas".

Aun cuando lo que pretende la Lottt es muy loable, la capacitación y el entrenamiento de los venezolanos en las labores productivas de una empresa no debería ser el objetivo a alcanzar. Por el contrario, se trata de ofrecer a toda la colectividad el acceso a la información que nos pueda sacar del subdesarrollo, innovando, creando y desarrollando nuevas tecnologías que hagan de Venezuela un país próspero. Enseñar a las comunidades a hacer lo que ya otras personas saben hacer es un contrasentido, en especial en esta sociedad moderna en la que una máquina, un aparato telefónico o incluso una idea queda obsoleta en menos de una año.

Venezuela, nos falta mucho y nos estamos quedando en la carrera. Trabajemos todos juntos para salir adelante.

Juan Carlos Varela / Abogado

JCVarela@littler.com

@J3C