Compartir los roles de madre y mujer trabajadora, así como dar a conocer el trabajo de los diseñadores venezolanos, fueron las mayores motivaciones de Marianela Sosa y Aniuska Ramirez para constituir NYA Fashion, una tienda virtual de ropa y accesorios para dama que trabaja sólo con artículos diseñados y hechos en Venezuela.

Indica Marianela Sosa que se asociaron en este proyecto porque Aniuska siempre ha tenido una inquietud con respecto al tema y ha hecho un seguimiento de la moda venezolana desde hace mucho tiempo. Por su parte Marianela es administradora lo que hace un complemento importante para esta sociedad.

Aniuska explica que “en Venezuela también se hacen cosas buenas y esa necesidad del venezolano de siempre buscar fuera algo cuando aquí mismo hay gente que hace las cosas y las hace bien, me motivó a incursionar en el medio de la moda nacional”.

Mamás emprendedoras

nya1

Estas jóvenes cuentan que son mamás y ambas, por distintas circunstancias, están solteras, entonces han aprovechado el surgimiento de un movimiento de mamás emprendedoras y se han afiliado a esas redes que ya tienen un tiempo trabajando y apoyando o bien el talento femenino o bien el talento de madres específicamente. “Con ellos, hemos hecho algún tipo de intercambio como en el caso de Proyecto Mami Venezuela, también con Así se Emprende que es otra empresa relacionada al tema. Hemos incursionado en esa ola de emprendimiento, de mamás emprendedoras y de moda venezolana que también está en auge”, explican.

“Esto nos permite generar ingresos, hacer algo que nos gusta -aseguran-, mostrar en parte lo que somos y estar en casa con nuestras hijas, entonces sentimos que no estamos abandonando ni desplazando nada. Fácil no es pero se puede”.

La tienda

nya2

Toda la logística que rige a esta tienda es virtual. Ellas tienen un stock que van conformando según contactan a los diversos diseñadores. Hacen sus pedidos vía correo o en la forma que tenga establecido el proveedor y estos se lo hacen llegar a ellas a través de las compañías tradicionales de envíos. Los pagos son por transferencia o depósito.

Y ese mismo método es el que utilizan para su venta. Es decir, tienen una amplia galería en su cuenta de Instagram @nya_ve y algunas fotografías del inventario también en la cuenta de Facebook /nyafashion.ve, a través de las cuales los potenciales clientes pueden revisar la diversidad de piezas y artículos.

Por medio de estas cuentas o del correo electrónico ventas.nyafashion@gmail.com se hace el contacto con Marianela y Aniuska, quienes también dan sus números telefónicos para cualquier detalle que quiera el interesado, tales como medida exacta, color u otra inquietud.

@nye_ve ya tiene casi 2 mil 500 seguidores “que ha sido logrado a pulso porque no ha sido con publicidad pagada, ha sido por gente que ha llegado, por menciones, referidos, por conocidos, también hemos sido patrocinantes en algunos eventos, por lo menos en proyecto Mami que tiene mucha iniciativa en hacer bazares, en organizar talleres para preparar a mujeres que son mamás y que desean trabajar y de alguna manera compaginar los dos roles”.

En cuanto a los costos, Marianela y Aniuska explican que tienen piezas de varios precios, porque incluyen diseñadores más nuevos hasta diseñadores con mucho más tiempo en el mercado por lo que sus productos son más costosos, “pero tratamos de manejarnos en el medio –afirman-, no nos hemos ido a ninguno de los dos extremos, ni vender lo más barato ni vender lo más caro.

En lo que sí están muy claras es en que trabajan con gente cuya producción es de alta calidad, “nos fijamos mucho en que los acabados cumplan con las condiciones requeridas, que estén pulcros, que tengan buen corte, que no tengan defectos las piezas, como si fueran para usarlas nosotras”.

El futuro

nya4

Para estas emprendedoras se está dando un impulso muy importante, en todos los grupos de personas involucrados: diseñadores, vendedores, clientes. Por ejemplo, dicen, “hay personas que han establecido tiendas satélite, donde personas como nosotras que no tenemos tienda física podemos colocar nuestras piezas y las personas pueden ir a comprar durante un tiempo determinado y ellos también hacen su publicidad por instagram”.

“Se han generado muchas opciones e ideas porque no todo el mundo tiene el mismo empuje y capital entonces hay varias modalidades para la venta, hay apoyo, se ha despertado un tema de solidaridad”, aseguran.

El movimiento de bazares en el país está muy desarrollado, según Marianela y Aniuska, quienes aseguran que prácticamente todos los fines de semana hay algún evento de este tipo.

Coinciden en señalar que las ciudades del país que más involucradas están con el tema de la moda nacional son Caracas, Valencia, Barquisimeto, Maracaibo y ahora hay cierto auge en Maracay.

Su próximo proyecto es abrir una tienda física… pero tiempo al tiempo.

Actualidad Laboral / Noemí Cendón Tizón