La semana pasada y como todas las semanas pasadas desde hace más de quince años, nuestros gobernantes hicieron gala de su estrategia política comunicacional, hablaron de golpe, autogolpe, contragolpe, imperio, lacayos, paz, amor, ternura, confusión, guerra, movimientos militares, la ley habilitante antiimperialista, el imperio ruso, el cubano, y demás absurdos. El domingo, me tocó pasar temprano por la Avenida Bolívar y presenciar cómo llegaban autobuses con gente ataviada de uniforme militar (por cierto, lucían muy incómodos para la guerra y de seguro a quienes los portaban les daría mucha pena ensuciarlos).

Todo ello me recordó cuando en bachillerato en el Colegio Fray Luis de León (ese que queda en el corazón de las Fuerzas Armadas, me refiero a la Avenida porsia) mis amigos y yo presentamos la obra del Teatro del Absurdo de Eugene Ionesco.

La verdad, confieso que no entiendo nada de lo que está ocurriendo en Venezuela, un país extranjero aplica una sanción a unas personas con nombre y apellido en ese país extranjero y la respuesta del gobierno es hacer una marcha en la Avenida Bolívar y redactar una Ley Habilitante que no aplica a ese gobierno extranjero. Es algo tan absurdo, como que el marido le pegue una paliza a la mujer y ella para vengarse del marido le empiece a pegar a sus hijos. Absurdo, absurdo y absurdo.

El siguiente extracto lo tomé de Wikipedia (la enciclopedia libre...es decir socialista) y explica lo que es el teatro del absurdo. Necesitaba una explicación a lo que pasa en Venezuela. Vamos a ver:

"El Teatro del absurdo abarca un conjunto de obras escritas por ciertos dramaturgos estadounidenses y europeos durante las décadas de 1940, 1950 y 1960 y, en general, el que surgió a partir de la obra de aquellos. Se caracteriza por tramas que parecen carecer de significado, diálogos repetitivos y falta de secuencia dramática que a menudo crean una atmósfera onírica. El teatro del absurdo tiene fuertes rasgos existencialistas y cuestiona la sociedad y al hombre. A través del humor y la mitificación escondían una actitud muy exigente hacia su arte. La incoherencia, el disparate y lo ilógico son también rasgos muy representativos de estas obras comunes.

Muchos ven el Teatro del absurdo como unas obras sin explicaciones lógicas y sin sentido. Se resalta la incongruencia entre el pensamiento y los hechos, así como la incoherencia entre las ideologías y los actos. Los personajes tienen un gran obstáculo para expresarse y comunicarse entre ellos mismos constantemente. En las obras, definitivamente el decorado y las escenografías (al igual con los objetos y los accesorios utilizados) juegan un papel muy importante como contraste con el contenido de las mismas, porque presentan imaginariamente la realidad de los mensajes que se pretenden llevar. Se presenta todo en un marco de un mundo vacío y con objetos muy pesados que terminan dominando a los personajes. Toca temas muy importantes, relacionados, por ejemplo, con cuán susceptible se encontraba la civilización después de una gran batalla como lo fue la guerra mundial. Se percibe a través de sus personajes la desorganización que existía hasta en la manera de comunicarse unos a otros, donde muchas veces no había un punto de acuerdo entre todas las partes, pero sí un abuso de poder, donde los ricos y poderosos atropellaban a los más débiles y a los que menos posibilidades tenían para sobrevivir ante tanto caos y confusión. Lo interesante del Teatro del Absurdo es que no da las respuestas que esperamos, o las que creemos que vamos a esperar, sino que nos deja a nosotros la interpretación y el análisis de cada una de sus obras. El término absurdo proviene del uso de la misma palabra por los pensadores existencialistas como Albert Camus y Jean-Paul Sartre.

En El rinoceronte de Ionesco (1960) se muestra la ansiosa preocupación acerca del esparcimiento de las inhumanas tendencias totalitarias mostrando a la población de una ciudad transformándose en salvajes paquidermos".

¿Yo ya entendí lo que pasa en nuestro país y tú?

 Juan Carlos Varela / Abogado

JCVarela@littler.com

@J3CV