Según el estudio de [email protected] de Oracle y Workplace Intelligence ([email protected] 2.0), los directivos de las empresas lo han pasado peor durante la pandemia que sus empleados. Según el documento, los problemas de salud que ha generado la COVID-19 han tenido un impacto desigual en los trabajadores de las empresas. En ese sentido, los directivos son los que más han sufrido el impacto de la pandemia.


El informe se ha realizado entre más de 12.000 empleados, gerentes, responsables de RR.HH y directivos en 11 países. Tras la investigación, se ha advertido que los ejecutivos han sido los que más han tenido que luchar para adaptarse a la nueva situación. Por contra, los jóvenes han sido los que han sufrido un mayor desgaste; mientras que empleados de la India, China y Estados Unidos han sido los que más han sufrido a nivel mental.


Un 53% de los ejecutivos han tenido problemas de salud mental en su lugar de trabajo. El porcentaje es mayor que el de empleados que lo han sufrido, cuya cifra es del 45%. De acuerdo al estudio, los directivos han sido los que más dificultades han tenido para poder adaptarse al estilo de vida virtual. En ese sentido, la mayoría de ellos, un 85% han aludido a problemas con el trabajo a distancia; un 39%, a la colaboración con sus equipo; un 35% ha asegurado tener problemas de estrés y de ansiedad, y un 34% ha dicho tener problemas con la falta de cultura en el lugar de trabajo.


Los que más probabilidades de experimentar dificultades han sido los directivos de alto nivel. El 29% de ellos ha tenido problemas para aprender el uso de nuevas tecnologías, asociadas al trabajo remoto de los empleados. A pesar de eso, un 73% de los altos cargos considera que la tecnología, como la Inteligencia Artificial (IA),  puede ayudarles a fortalecer su salud mental. Un 23% de ellos, además, perciben los beneficios de la IA frente a sus empleados, algo que les ha ayudado a nivel mental.





Actualidad Laboral / Con información de RRHH Digital